El juego de mesa chino: GO

El go es un juego de mesa que surgió en torno al 2000 a.C. en China. Las referencias escritas a este juego más antiguas, se encuentran en «Crónica de Zuo» escrita por Zuo Zhan que narra la historia de un personaje ambientado en el año 548 a.C. que juega al go. Durante el siglo XIII se extendió en a Japón, haciéndose muy popular. El juego consiste en dos jugadores que se alternan para colocar piedras blancas y negras en un tablero de 19×19 casillas.

Una piedra o grupo de piedras son capturadas y retiradas del tablero si están completamente rodeadas por piedras del oponente. El objetivo final del juego es controlar el mayor número de casillas posibles.

Se trata de un juego complejo por muchas razones, entre ellas el tamaño del tablero, que hace que existan numerosas variantes. Terminar con más piedras que tu oponente no garantiza una victoria en este juego. Si tenemos en cuenta la simetría existen 32940 aperturas posibles, de las cuales solo 992 son consideradas óptimas. El número de posibles configuraciones de las piedras sobre el tablero se estima en torno a 10^{172}, con unas 10^{768} partidas posibles. Una partida típica entre dos jugadores expertos ronda alrededor de 150 movimientos por partida, con una media de 250 opciones por movimiento.

A los ordenadores programados para jugar al go les resulta muy difícil «ver más allá» para juzgar las consecuencias que conlleva cada movimiento, ya que en el go hay muchos más movimientos razonables que en el ajedrez. La gran complejidad del proceso de evaluación que lleva a decidir si una posición es o no favorable se debe a que la más pequeña diferencian por ejemplo una única casilla vacía, puede afectar a un gran grupo de piedras.

En 2006, dos investigadores húngaros anunciaron que un algoritmo denominado UCT era capaz de competir contra jugadores profesionales del go, pero solo en tableros de 9×9. El algoritmo UCT ayuda al ordenador a centrar su estrategia en la búsqueda de los movimientos mas prometedores.

Mientras que el potente software actual que es utilizado para jugar al ajedrez es capaz de vencer a los mejores jugadores del mundo, los mejores programas de go son incapaces de ganar una sola partida a una persona que apenas conozca el funcionamiento básico del mismo. Esto fue así hasta finales de 2017. Durante ese año el vigente campeón mundial de go, Lee Sedol,  jugó contra el software AlphaGo, desarrollado por David Silver, Aja Huang y Demis Hassabis, siendo derrotado por primera vez un campeón mundial de go. La partida duró 3 horas y media, realizando un total de 186 movimientos hasta que ganó AlphaGo. En 2016 fue vencido por este mismo software el campeón por Europa Fan Hui.

El programa utiliza lo que se denomina redes neuronales artificiales, que imitan a las biológicas, y contó con la colaboración de jugadores expertos en go para guiar los primeros pasos en el aprendizaje junto con el aprendizaje que consigue la máquina al jugar contra sí misma.