Proyecto Artemisa

Sin lugar a dudas uno de los proyectos más ambiciosos y llamativos de todos los tiempos fue el proyecto Artemisa, más conocido por su nombre en inglés Artemis Project, el cual fue diseñado por una empresa privada que buscaba crear un servicio de vuelos espaciales, así como también una base permanente y autosuficiente situada en la luna.

Cabe destacar que este proyecto comenzó a mediados del año 1994 como una organización no gubernamental sin fines de lucro, no obstante esta no se dio a conocer internacionalmente hasta el año 2002, por otro lado el nombre de dicho proyecto está inspirado en la diosa griega Artemisa, la cual era representada generalmente como la luna.

Por otro lado en múltiples mitos griegos se menciona a Artemisa como la hermana gemela de Apolo, de ahí el nombre de este proyecto, también hace referencia al proyecto Apolo, el cual fue desarrollado por la NASA durante la década de 1960 y fue la primera misión exitosa en enviar una nave tripulada a la luna en el año 1969.

Al mismo tiempo también la Compañía de Recursos Lunares (Lunar Resources, Inc), pensaba que podría lograr su cometido sin necesidad de gastar un capital tan grande como el que invirtió la NASA en el proyecto Apolo, sino que el valor del proyecto Artemisa solo sería una fracción poco significativa de dicho coste.

Además de elaborar múltiples planes para la creación de un servicio comercial de vuelos espaciales y la creación de una colonia lunar totalmente autosuficiente, también se estudiaron algunos proyectos sumamente interesantes como la creación de colonias en lunas pertenecientes a otros planetas situados en el sistema solar.

La principal misión del proyecto era crear una infraestructura que contaría con las características necesarias para la instalación de una base luna de medidas reducidas, aunque rápidamente se demostró muy difícil lograr este objetivo por múltiples motivos.

Por su parte la misión del proyecto Artemisa también consistiría en la creación de una flota de vehículos espaciales reutilizables, los cuales pudiesen transportar de forma cómoda a todos sus clientes hasta la base lunar, sin embargo este objetivo tampoco pudo ser logrado por cuestiones de tiempo y dinero.

Hardware empleado en el proyecto Artemisa

A pesar de que no se logró cumplir algunos de sus objetivos, sí se logró crear un prototipo de vehículo de transferencia lunar, este consistía en un módulo Spacehab, provisto de múltiples comunicaciones, una estructura de refuerzo y una gran cantidad de paneles solares, la principal función de este vehículo era transportar la tripulación del proyecto.

De esta manera las personas podrían viajar de forma segura de la tierra a la luna y viceversa. Cabe destacar que la idea en un principio era dejar en órbita el vehículo de transferencia lunar mientras descendía a la superficie lunar, lo que según ciertos estudios disminuiría notablemente los costos de los viajes espaciales.

Base lunar

Entre los aspectos más interesantes del proyecto Artemisa se encuentra el hábitat que este buscaba crear para sus clientes, dado que este contaba con un diseño que perseguía garantizar una total seguridad. Por otro lado, el diseño de la base lunar estaba constituido por tres módulos diferentes, así como también por una etapa de descenso llevada a cabo desde el vehículo.

A su vez, el diseño de la base lunar también contaba con diversos equipos tecnológicos como:

  • Paneles solares
  • Radiadores
  • Equipos de telecomunicaciones
  • Ordenadores
  • Varios dispositivos de seguridad, los cuales permitirían, en teoría, el desarrollo de todas las actividades de cualquiera de los tres módulos lunares.

Etapa de Ascenso

Otro aspecto fundamental era la etapa de ascenso, esta consistía en transportar a la tripulación de una forma totalmente segura desde la superficie lunar hasta su órbita, para que las personas pudiesen regresar al vehículo de transferencia lunar relativamente rápido.

A diferencia del módulo lunar desarrollado para el programa Apolo creado por la NASA, la etapa de ascenso perteneciente al proyecto Artemisa no mantendría una atmósfera respirable, lo que hubiese obligado a todos las personas a utilizar un traje de protección durante todo el vuelo para poder sobrevivir a las condiciones espaciales sin sufrir ningún tipo de daños.

Al igual que cualquier otra misión espacial el proyecto Artemisa involucraba una amplia variedad de componentes de hardware, no obstante se ha planteado ensamblar dichos componentes de una forma totalmente innovadora: acoplar todos los elementos del hardware en una órbita terrestre baja.

Futuros proyectos de la Compañía de Recursos Lunares

Es importante mencionar que la Compañía de Recursos Lunares tenía en mente desarrollar varios proyectos luego de construir múltiples vehículos de transferencia lunar y concretar las bases lunares pertenecientes al proyecto Artemisa, con el fin de atraer muchas más personas y crear nuevos servicios para sus clientes, pues la empresa se enfocaría también en el entretenimiento como un aspecto fundamental para atraer visitantes.

Entre los proyectos futuros más conocidos que tuvo la Compañía de Recursos Lunares se encuentra la creación de un hotel lunar, el cual brindaría una experiencia totalmente única a sus huéspedes, siendo este uno de los primeros proyectos relacionados directamente al turismo espacial.

Además de la creación de un hotel lunar, empresa a cargo del Proyecto Artemisa también pensaba llevar a cabo planes similares pero en las lunas de otros planetas, lo que hubiese sido un reto de mayor envergadura al tener que construir vehículos espaciales y bases lunares capaces de soportar las condiciones de dichos lugares.

Aunque el proyecto Artemisa no pudo llevarse a cabo debido a múltiples factores como la falta de desarrollo tecnológico o los altos costos de movilización y mantenimiento esta idea ha servido de inspiración para múltiples proyectos similares, como es el caso del programa Artemisa el cual está siendo desarrollado actualmente por la NASA.