Eclipses

Los eclipses, cuyo nombre proviene del vocablo griego ekleipsis, que significa desaparición, son fenómenos astronómicos que han llamado la atención del hombre desde tiempos ancestrales. Ocurren cuando un astro que emite luz es tapado de forma total o parcial por un astro opaco o cuerpo eclipsante. La sombra de este cuerpo se proyecta sobre nuestro planeta.

Este fenómeno puede ocurrir entre cualquier grupo de astros, la única condición es que se presente la dinámica descrita, no obstante como no hay observadores fuera de la Tierra, nos referimos de forma general a dos tipos de eclipses, los eclipses de luna (lunares) y los eclipses de sol (solares), que ocurren en función del cuerpo celeste que resulte oscurecido.

Las civilizaciones antiguas consideraban a los eclipses un signo de cambio, renacimiento o catástrofe, debido a que la mayor parte de las religiones adoraban al Sol y le rendían culto. Por otro lado, muchas de estas civilizaciones lograron importantes avances en la astronomía, lo que les permitió estudiar estos fenómenos, e incluso predecirlos con gran precisión.

Los ciclos astrales eran la base para sus calendarios, algunas civilizaciones utilizaban los ciclos astrales para definir eras o épocas religiosas, sociales o políticas.

Cómo se suceden los eclipses

Un eclipse se sucede cuando un cuerpo celeste se interpone entre la Tierra y un astro que emite luz, lo que produce una sombra que puede llegar a tapar gran parte de la luz que emite dicho astro, es un fenómeno similar al ocurre cuando colocamos las manos frente a luz de un proyector, la sombra se proyecta sobre el telón.

No obstante para que este fenómeno ocurra deben confluir una serie de factores espaciales en el Sol, la Tierra y la Luna; algo que ocurre con una frecuencia determinada debido a las repeticiones orbitales, incluso pueden llegar a predecirse con un alto grado de exactitud.

Gracias a la ayuda que brindan las computadoras y los programas especializados se puede conocer el tiempo que demora nuestro planeta en girar alrededor del Sol y en torno a su propio eje, se puede conocer también el tiempo que tarda la Luna en orbitar la Tierra.

Eclipse solar

Un eclipse solar se origina cuando la Luna se interpone entre Sol y nuestro planeta; la sombra del satélite natural se proyecta sobre una parte de la superficie terrestre, oscureciendo durante algunos instantes el día, este fenómeno ocurre solamente durante la fase de luna nueva y se da de tres formas diferentes:

  • Eclipse solar total: la Luna oscurece totalmente al Sol y se produce una noche artificial es un lugar determinado del planeta, este fenómeno dura unos pocos minutos.
  • Eclipse solar parcial: la Luna opaca parcialmente la luz del Sol o una porción de su circunferencia, el resto de ésta permanece visible.
  • Eclipse solar anular: la Luna se posiciona entre el Sol y la Tierra, pero no cubre al astro rey de forma total, dejando visible la corona solar.

Los eclipses solares ocurren de manera frecuente, pero sólo pueden ser observados desde una ubicación específica en la Tierra, debido a que la luna tienen menor tamaño que nuestro planeta, los estudios científicos indican que en mismo punto podrá verse un eclipse solar de cualquier tipo cada 360 años.

Puede que te interese este artículo sobre la tabla babilónica Plimpton 322

Eclipse lunar

El eclipse lunar ocurre cuando nuestro planeta se interpone entre el Sol y la Luna, proyectando su sombra sobre su satélite natural, lo que oscurece este cuerpo celeste en cierta medida, al ser observado desde un determinado punto en la Tierra.

Estos fenómenos tienen una duración variable que va a depender de la posición de la Luna dentro del cono de sombra que proyecta la Tierra, que está dividida en Umbra o sección más oscura y Penumbra o sección menos oscura; estos fenómenos que ocurren entre 2 y 5 veces cada año pueden ser de tres tipos:

  • Eclipse penumbral: se sucede cuando la luna transita solamente por la región de penumbra por el cono de sombra de la Tierra, creando una sombra difusa que oscurece en forma leve la visión del satélite natural, pudiendo incluso alterar su color, tornándose rojo o naranja.
  • Eclipse parcial de Luna: ocurre cuando una parte de la luna alcanza el cono de sombra que proyecta el planeta, mostrándose oscurecida en un segmento de su circunferencia.
  • Eclipse total de Luna: ocurre cuando la sombra de la Tierra oscurece totalmente la Luna, este fenómeno se sucede de forma paulatina, ocurre primero un eclipse penumbral, que pasa a uno parcial y luego al total; nuevamente ocurre el parcial, se sucede el penumbral y finaliza el fenómeno.